¿Quién dijo que no podemos inventar “finales alternativos”?

El miércoles pasado fue nuestro último encuentro de chicas de este año 2012, pero que esperemos no sea el último 😉

El caso es que esta vez no nos limitamos a hablar de esas ideas estereotipadas que hay sobre el ligue, que parece que si rompes “el esquema tipo” te sales de lo normal y te etiquetan… mal, siempre mal. Estuvimos hablando de lo que hay más al fondo, de esas ideas sobre el amor romántico, la idea de la pareja, esa idea que nos han vendido siempre en las películas de cine (sea este romántico o no, porque hasta el cine de acción lleva historia de amor entremedias, aunque sea en medio de la pelea, sí).

Entre las ideas sobre el amor de cine está esa del amor a primera vista. Vamos, que en cuantito ves a un chico, te enamoras, se te pega el corazón con loctite a ese tío y ya no hay quien te pueda despegar, te haga lo que te haga.

Porque ya sabemos que en las películas, por muchas cosas que pasen por el medio… al final todo se soluciona, sale bien, tiene “final feliz“. Y ese final feliz, también nos dicen que ocurre siempre, aunque él sea un malote rebelde que se mete en peleas con todo el mundo “pero contigo es taaaaaan bueno”…. o esa idea de que en el fondo “tiene un buen corazón”, en el fondo, aunque no lo demuestre nunca, en el fondo, fondo….

pero ojo, sólo si no hay que escarbar mucho ¿no? Porque si por llegar al fondo fondo fondo, te dejas la vida en el esfuerzo, mucho final feliz en realidad no es.

Las películas siempre nos envían esa idea de pareja feliz cuyo “final” es el “matrimonio”. Final típico de las películas de princesas, que termina el día que la princesa se casa con el príncipe azul. Sí. Se casan. ¿Y qué? ¿Qué pasa al día siguiente? ¿Sigue siendo azul?, ¿Hace la cama mientras ella prepara el desayuno? ¿O no se puede ni levantar porque tiene resaca de perdices y a ella le toca recoger todo? ¿Qué pasa cuando han pasado unos meses? ¿Nunca tienen vida más allá de la boda? Pues vaya final feliz…

En la realidad, las relaciones nunca terminan con la boda (o llamémosle compromiso, o decir “estoy contigo” o poner en tu estado de Facebook que “tienes una relación”).

Ese nunca es el final, si no, en todo caso, será el principio, o la continuación.

Que si a ver cómo nos llevamos, que si entendernos, que si comunicarnos, que si organizarnos, que si mantener pasión sin caer en rutina… Eso suele ser mantener una relación, pero ay, de eso, no nos hablan en las pelis. Con poner el final feliz de beso se arregla todo. Y luego tú en la vida real te encuentras con que tu relación no se parece en nada a la de las pelis, que no sientes mariposas todo el rato en el estómago, que no tenéis una casita con jardín, valla blanca y perro y que no todo todo es feliz, que hay momentos en los que no os ponéis de acuerdo y toca hablar, y entenderse y … ¡Pufff! Que me den el príncipe ese ideal que siempre íbamos a ser felices ¿no? 

La realidad es que todos esos ideales no se ajustan a vivir una relación con los pies en la tierra.

La realidad es que siempre no se consiguen los amores, y, ¡sí! hay amores imposibles, por qué no lo vamos a decir.

Y hay amores por los que no merece la pena morir, ni dejarte la piel, y hay personas que no cambian, por mucho que una haga los máximos esfuerzos, porque quien tiene que querer cambiar es la parte en cuestión, y hay amores… que merece la pena olvidar. Es curioso que en aquellas películas en las que la pareja termina decidiendo que lo mejor no es estar juntos, se considere que son películas que “no acaban bien”. ¡¡Incluso aunque lo hayan decidido los dos por su bien!! ¿Por qué creéis que pensamos esto? ¿Acaso no es acabar bien, decidir algo que es mejor para nuestro bienestar? Tenemos la idea en la cabeza de que el “eres el amor de mi vida” se tiene que quedar ahí perenne y a veces nos cuesta darnos cuenta que lo mejor es ser la vida del amor. Vivirlo, cuando llegue y se pueda disfrutar, por supuesto, pero no desfallecer cuando lo que no puede ser… no puede ser.

vivieronfelices

Y para eso, para cambiar los finales ideales, el otro día hicimos un juego entre todas para comprobar cuantos finales alternativos se nos ocurrían ante unos cuantos títulos de pelis o mitos del amor. Si os pica la curiosidad, aquí tenéis  una pequeña muestra de nuestro particular resultado, aunque pueden existir muchos más!!!

Mi vida eres tú

– Mi vida soy yo y puedes estar tú conmigo

– Tú eres parte de mi vida

– Mi vida soy yo

– Tu vida eres tú

– Si quieres acompañarme te dejo, pero mi vida es mía

– Mi vida no trata sobre ti

Amor a primera vista

– Fíjate, te vi y me pareciste poca cosa, pero ahora te quiero

– Necesito conocerte un poco ¿no?

– Amor sin necesidad de ojos

– Temor a primera vista

– Amor a demostraciones

– Nada a primera vista, no…

Perdona, pero quiero casarme contigo

– Ni de coña

– ¿Se te ha ocurrido pensar que yo no?

– Perdona tú, no.

– Perdona, pero quiero dejarlo contigo

– Perdona, ¿nos conocemos de algo?

– Perdona, pero solo llevamos 15 minutos juntos ¿no crees que vas muy rápido?

– Perdona, pero quiero casarme conmigo

Bueno, y estos son solo algunas de las ocurrencias que se nos ocurrieron (valga la redundancia) para desmontar esas ideas. Algunas pueden parecer ridículas, pero de eso se trata también porque… ¿no son verdaderamente ridículos, si lo pensamos bien esos mensajes ideales? 

Tenemos más, pero no queremos acabar aquí, así que lo guardamos para el continuará…No sin antes recordaros que el final, o mejor dicho, la elección de nuestra historia, está en nuestras manos. 

Este post ha sido escrito por Ianire a raíz del encuentro de chicas realizado en diciembre de 2012 en San Ignacio (Bilbao) Gracias a todas las que habéis venido a los diferentes encuentros que hemos organizado este año.

El año que viene ¡habrá más! Si quieres estar informada no te olvides de escribirnos a yoligoyodecido@gmail.com

Continuará!!!

Anuncios

Acerca de yoligoyodecido

Jóvenes que quieren ligar sin presiones

Comenta! (Este espacio está moderado y no se publicarán datos confidenciales ni personales)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: